+(34) 91 465 92 93 tienda@zonadeinmersion.com

Blog Post

ALHAMA DE ARAGÓN: Expedición “Gordi”. 13/03/15

Miro al ordenador, mi Oceanic OCi de “machote”, es la hora. Miro la plazoleta, es el lugar. El tráfico es denso, podría explicar el retraso. Llamo de nuevo a la tienda. Sonia me confirma que Raúl ha salido ya. Esta mañana me trajo, imagino que se habrá aprendido el camino y sabrá volver… imagino. Por fin aparece el Passat por la esquina, aparca a mi lado y subo al coche. Me pregunta que como ha ido la clase. Bien, respondo, muy bien, veremos si en la piscina se portan igual. ¿Hay Scubagueto´s en perspectiva?, continúa interrogando. Mi respuesta es afirmativa, pero eso, será otra historia.

Me fijo en una luz amarilla que destaca en la oscuridad del salpicadero. Es la del combustible. Una de dos, o está rota o aún no ha dado con la forma del abrir el depósito. El caso es que, según el ordenador nos quedan 17 kilómetros de autonomía y según en GPS nos quedan 18 kilómetros para llegar a Zona de Inmersión. Llegando a Oporto, la cosa se ha igualado. Parece ser que la idea de bajar las cuestas en punto muerto ha funcionado. En una parada de Bus (porque en Madrid somos así, y no hay más que decir), entre colegialas con falda escocesa, chavales que llevan camisetas del Che Guevara sin haber escuchado uno sólo de sus discos y poligoneras que lo más cerca que van a estar en su vida de ir de safari es cuando monten en un seat León con pantalones de leopardo y marcando pezuña de camello, destaca la imagen de Eduardo, dilucidando sobre la perturbación metal que tendría que tener el tipo que descubrió que la leche de cabra era comestible. Viene acompañado por Raquel, su pareja, que contra todo pronóstico, no es Divemaster. Les invitamos a subir al coche, porque nos pilla de paso y es que no tenemos combustible ni para hacer un cambio de carril, y les llevamos a Zona, donde ya espera Murillo junto a la nueva Scubamovil. Como llevo toda la mañana enseñando a bucear, aún no he comido nada, por lo que, mientras Eduardo, Raquel, Murillo y Sonia cargan la furgoneta yo me bajo al Maraes a nutrirme un poco. Una vez han sido satisfechas las necesidades básicas y con la satisfacción del que se ha escaqueado por la cara sin que se haya notado, regreso al vehículo (ya cargado) y me siento en el asiento del copiloto. Esta vez, conducirá Javi.

Javi, para los que aún  no le conocéis, es una persona puntual a la que se le nota el retraso. Se ajusta sus gafas de sol, arranca la scubamovil y se lanza por la calle de Eugenia de Montijo buscando la carpeta de música de viaje. Sonaban los primeros acordes del “Thunderstruck” cuando enfilábamos la M45 rumbo a la carretera de Barcelona. Nos espera un viaje tranquilo acompañados por los mejores punteos de la historia del Heavy metal: Ted Nugent, AC/DC, Rainbow, Whitesnake, Deep Purple, Scorpions, Metallica y por supuesto los Pet Shop Boys, uno de los mejores grupos de la historia de la música rock, autores de varios de los mejores temas de la historia de la música metalera y… sí, tendréis que esperar a la crónica de Carboneras para entender esto.

Pasamos por Medinaceli y tras disfrutar brevemente de la estampa del monasterio de Santa María de Huerta ponemos toda nuestra atención en no pasarnos del desvío al balneario. Llegamos ni pronto ni tarde, sino cuando nos lo propusimos, pero llegamos. Hacemos el “check in”, que en estos sitios de viruta sí se hace, y subimos a lasbucear habitaciones. En el jardín, disfrutando de la tranquilidad del lugar, esperamos a Blanca y a Luis, que ya andan cerca. Cuando todo el grupo se reúne, caminamos hasta el lago y empezamos a preparar los equipos. La temperatura en el exterior es cercana a los cero grados (ni frío ni calor) por eso el agua tiene encima una especie de brumilla que parece pegada, como las pelusillas al ombligo. Como llevo ordenador de “machote”, decido que voy a bucear con el cinco milímetros, por aquello de compensar tanta hombría. En unos minutos, todo el grupo salta al agua. Comenzamos a bucear rodeando la isla principal, sorprendiendo a los atónitos peces de colores que ya no esperaban visita y pasando sobre una multitud de caracolillos negros que dejan una traza sobre el blando sedimento del fondo. Busco los manantiales, donde brota el agua caliente, tomando alguna que otra imagen de interés. Luego, giro para filmar al grupo que viene detrás.

lagoSi la inmersión en el lago es una experiencia distinta, la inmersión nocturna en el lago es algo que, en ocasiones, resulta hasta perturbador. Permanecemos al calorcillo ambiental hasta pasada la hora de inmersión, momento elegido para salir y proceder a quitarnos el equipo y vestirnos de personas normales. Con el frío, más que tiritar nos distorsionamos. Lo bueno, es que con ese bloqueo facial, las caras no pueden ser de otra cosa que no sea satisfacción. Tras la inmersión nocturna, te suele entrar el hambre, es entonces cuando se hace el silencio y es en ese preciso instante cuando tus tripas se empeñan en imitar el sonido de una ballena jorobada moribunda. No queda otra opción, hay que darle fuelle al estómago para que no vengan las úlceras y buscar el “Karlos”, con “K” de rapero chungo, que, a estas alturas del año es una mezcla de fauna autóctona fieles a la barra y a la boina, perroflautas en busca de su comunión espiritual con la madre naturaleza y jovencitas risueñas que esta noche se han puesto un poco de cara en el maquillaje. Analizando con el “maese Murillo” los pormenores de la seducción masculina en sus fases de acecho, aproximación, acoso, abordaje y pago de fanta, vamos dando buena cuenta de los manjares que nos van sirviendo. Una noche redonda, sí señor.

Los primeros rayos de sol que entran por las rendijas de la persiana me dicen que ya es de día. Javi, mi compañero de habitación, ya se ha dado una vuelta por el pueblo, se ha tomado cuatro cafés y se ha leído el marca. Se nota que es un auténtico Español, un Español de los de verdad, de los que no pierde el tiempo tirando la caña cuando sale a ligar… Usa dinamita y cualquier cosa que flote… es captura.

Esperamos al resto del grupo: Carlos, Eva, Antonio, Silvia, Maribel y Sonia. Llegan puntuales, más o menos, pese a que se han parado a tomar un café, para hacer pis, para desayunar y para fumarse un cigarro, actividades que, como resulta evidente, son incompatibles y no pueden realizarse en una única parada.  Es lo que tiene juntar a rubias en un coche de “Barbie” conducido por un oriundo de Alcorcón con más peligro que Stevie Wonder jugando a los dardos. Finalmente llegan, repartimos habitaciones y por segunda vez en menos de 24 horas ocupamos el lago con la serena intención de hacer una inmersioncilla termal.

Lo primero, es esparcir con un cierto orden todos los equipos y montarlos. Parece fácil, pero el ansia viva de premio hace que Silvia olvide eso del 1, 3, 2, 4… Pese a que en estas situaciones he visto de todo (hasta un chino con el pelo rizado) me cuesta trabajo creer los denodados esfuerzos de la doctora por recordar la forma de colocar la cincha. La primera nominación a la colleja de oro 2015 se ha formalizado, y, Silvia, empieza la inmersión Más decepcionada que Isabel Pantoja cuando no supero el reto de Wilkinson.

Sobre la inmersión…

Sonia y Antonio “bautizando a Raquel”, Silvia y Maribel por un lado, a la búsqueda del calor de los manantiales, Blanca y Luis perfeccionando flotabilidad, Murillo lanzando boya deco desde la asombrosa profundidad de setenta centímetros y Carlos y Eva retomando esto del buceo. Todo esto ante la atónita mirada de los peces, caracolas, cangrejos y usuarios del balneario que han encontrado una nueva distracción en la cosa del seguirnos (caminando) en nuestras tribulaciones. Alguno de ellos, digno de entrar en el consejo de sabios, nos interpeló diciendo que estaríamos mucho más cómodos cuando nos quitásemos los equipos. Pues eso, como la veteranía es un grado, tras más de una hora buceando, decidimos dar por terminada la inmersión y prepararnos para el almuerzo. Y digo almuerzo porque si dijera “comida” despertaría falsas expectativas en algunos lectores.

Como digo, el almuerzo, tendría que ser normal, tranquilo, relajado… Tendríamos que estar más pendientes de descifrar lo que nos van a poner en el menú sin ayuda de google. Deberíamos entregarnos al sublime placer de la ingesta de platos cuya simple lectura en la carta invitase a entregarnos a experiencias oníricas… pero, no. Murillo, no digo nada, que es el tipo de persona que pudiendo deslumbrar por su inteligencia desconcierta con desatinos, se dirigió a Maribel, con una pregunta retórica del tipo: ¿Cómo prefieres que te llame, María, Isabel, Maribel, cari o gordi?

A ver, seamos sensatos, esto, dicho en presencia de tan distinguida concurrencia, solo podría tener una respuesta posible.

La cara de haber olido nidos de abubilla que puso Maribel es la confirmación inequívoca que el consejo de sabios acertó en la designación del apelativo. Con “Gordi”, trasegando el vino con el que nos castigaron para paliar en parte la que se viene encima, terminamos el servicio y nos entregamos al placer de los masajes.

Cuando las chicas aparecen por el pasillo, que con tanto aceite como las han echado y ese albornoz parecen gambas apez la gabardina, sabemos que es la hora para bajar a la “aquaterma”. Esta sala, es un charco profundo, lleno de chorracos por todos los lados, que unos duelen y otros no. Luego hay piedras con formas raras (sí, ergonómicas pero raras) que o estaban calientes o soltaban burbujas, una sauna fría, un par de piscinas de contrastes y un trozo sin asfaltar lleno de piedras que tienes que cruzarlo dando saltitos, como Jack Sparrow. Así, relajaditos, nos vamos al Karlos de nuevo para tomar algo y hacer tiempo hasta la cena, que, también tendría que ser un momento de meditación y de reencuentro de tu “yo” con el “tú gumioso”, pero, se convirtió en algo distinto cuando Murillo soltó aquello de que era un excelente amante, dijo, y, cito textualmente “amante Premium”. La respuesta inmediata, sí, Premium, de descarga muy rápida, impidió a más de uno saborear el excelente vino servido. A todo esto, Raquel, que había vomitado más que la niña del exorcista en una noria, se planteaba seriamente la posibilidad de ser la responsable de perpetuar la estirpe “leboskiana” en este mundo. Afortunadamente, Silvia podrá venir a Filipinas.

Alhama parece una reproducción en  miniatura del universo de Tölkien (realmente es Alhama de Áragon), y tenemos que recorrer un gran trecho antes de llegar a la comarca, donde nos espera “Èldelbar” para tomar unas deliciosas Alhambras. La noche concluirá esparciéndose hacia lo negro, entre los arrumacos de los enamorados y los lastimeros suspiros de “ay mi gordi” que aún rebotan en las paredes de la torre vigía y producen pesadillas en las noches Toledanas.

Otra vez amanece, que no es poco, y tras recoger maletas, bajamos a desayunar. Hay tiempo para hacer una foto de grupo asaltando el buffet libre y un check out, (porque en estos sitios de alcurnia sí se hace) ordenado antes de recorrer la sinuosa carretera que nos lleva al monasterio del río piedra. Llegamos a la taquilla donde hay una señora menos expresiva que la chica de Crepúsculo y más borde que un funcionario sin desayunar que nos facilita las entradas a cambio de una módica cantidad de dinero. Con Sonia, que es capaz de perderse en un probador del Decathlon traduciendo el plano, recorremos los impresionantes escenarios de este paraje, envueltos en una bruma húmeda interrumpida en ocasiones por una nevada copiosa. Luego, visitamos el monasterio, propiamente dicho, antes de regresar a Madrid con una parada para comer. Queda despedirnos y prepararnos para la primera “tiritona” del año, hasta entonces, nos reconfortaremos pensando en las hábiles manos de los masajistas, el agua calentita del lago, el buen yantar, el buen ambiente y… ¡¡¡ En gordi !!!

Zona de inmersión

Nunca tengo que recordar lo que pasa, posiblemente, porque nunca lo olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

EXPEDICIÓN “Moalboal 2017”. 03/10/2017

Cebú. ¿Qué puedo contaros de Cebú? Vais a flipar en colores. Cebú (Sugbo en cebuano, abstenerse de

LA AZOHIA. EXPEDICIÓN “Streaking”. 27/10/2017

El Síndrome de Stendhal se caracteriza por la ansiedad física, las experiencias disociativas, la

CARTAGENA. EXPEDICIÓN “Pla kg”. 06/10/2017

El síndrome del acento extranjero es un trastorno inusual que afecta a la zona

ALTEA. EXPEDICIÓN “Asocial”. 27/09/2017

Si nadie habla mal de ti, es que estás haciendo las cosas mal. Raymon Field love. Spanish

EXPEDICIÓN “Mar Rojo”. 19/08/2017

  ¿Egipto?, ya os he hablado de Egipto. ¿Mar Rojo?, ya os he hablado del

EXPEDICIÓN “Pozo Azul”. 14/05/2017

Hoy es un día especial. A las tres de la madrugada, seguirán siendo las

COLUMBRETES. EXPEDICIÓN “Ave Fénix”. 12/05/2017

Era una de las escapadas más deseadas de los últimos años. Por fin, recuperábamos

EXPEDICIÓN “Sulawesi”. 26/04/2017

El archipiélago indonesio, tal como existe hoy en día, se formó durante el derretimiento

ALHAMA DE ARAGÓN. EXPEDICIÓN “Fisichella” .01/04/2017

“No podréis hacerlo“, dijo el temor. “No lo conseguiréis”, dijo la cobardía. “¡A tomar

LA AZOHÍA EXPEDICIÓN “Despacito” .07/04/2017

Son las dos de la madrugada. Estoy en el salón, peleándome con internet, acordándome

EXPEDICIÓN “Maldivas 2016” .03/12/2016

…La cabra, la cabra, la puta de la cabra… Bien pudieron quedar a la izquierda,

LA HERRADURA EXPEDICIÓN “No es mi problema” .18/11/2016

El motivo principal por el que hago lo que hago es una mezcla de

COLUMBRETES. EXPEDICIÓN “Niebla” .30/10/2016

Esta crónica no comienza con la Scubamovil abandonando la nación Carabanchelera. Tampoco se pone

ALTEA. EXPEDICIÓN “Heidi” .28/10/2016

Entre decepción y decepción, llevo una semana mirando las previsiones del tiempo y frotándome

VILLARICOS. EXPEDICIÓN “Triple A” .14/10/2016

Octubre. Sí, octubre, mediados de octubre para ser exactos. Un mes en el que

EXPEDICIÓN “Mar Rojo 2016” .20/08/2016

¿El Mar Rojo?, ¿Egipto?… ¿Qué puedo contaros yo sobre el Mar Rojo y Egipto? Veamos,

SAN JUAN DE LOS TERREROS. EXPEDICIÓN “Marejadilla” .15/07/2016

Se nota que estamos en plena canícula del verano. Apenas corre viento y hace

COLUMBRETES. EXPEDICIÓN “Only girls 2016” . 01/07/2016

Voy a ser muy concreto, si me se permite la inseminación. Escribo esta crónica

CALAHONDA. EXPEDICIÓN “Rojitas las orejas” . 01/07/2016

Aún no sé si es ayer de hoy, o mañana de ayer. Tengo más

Expedición RIVIERA MAYA 2016

¿Riviera Maya?, ¿en junio?… …En esta oportunidad, el viaje tenía un objetivo muy concreto, que

ALTEA: expedición “Bonononos”. 10/06/2016

Mi vida es una sucesión de “al principio, pareció una buena idea” Y, es que

LA AZOHÍA: expedición “Humareda”. 20/05/2016

¿La Azohía?, ¿Qué puedo contaros sobre la Azohía? En 1572, mientras que la inquisición encarcelaba

COLUMBRETES: expedición “Huesitos”. 13/05/2016

¿Columbretes?, ¿Qué puedo contaros sobre Columbretes? A ver, hace más o menos un millón de

CARBONERAS: expedición “Salmorejo”. 29/04/2016

¿Carboneras?, que puedo decir de Carboneras…. Antes de que llegaran los de la farándula y

ALTEA: expedición “Tupper”.15/04/2016

Y pensar que alguno de esos que está siempre cuando las escapadas se complican

COLUMBRETES: expedición “Tiritona”. 18/03/16

  El dedo anular de Sonia en extensión deja bien claro lo que opina sobre

ALHAMA DE ARAGÓN: expedición “Borrajas”. 11/03/16

Ya está. El portón de la Scubamovil se ha cerrado. El primer “Tetris” del

Expedición FILIPINAS 2015

Filipinas… ¿qué os puedo contar de Filipinas? Es otro de esos países imaginarios como México,

CARBONERAS: Expedición “Obvia”. 06/11/15

La pizarra del aula está echando humo. Ya he gastado tres rotuladores de los

IBIZA Y COLUMBRETES: Expedición “Somnolencia”. 26/07/15

Antes de llegar al desvío de Águilas he pasado junto a la Scubamovil. He

S. JUAN DE LOS TERREROS: Expedición “Only girls” . 24/07/15

  Llevamos más de un año fantaseando con el hecho de ver, por vez primera,

Expedición RIVIERA MAYA 2015

 1ª Parte: México México… Que os puedo decir de México… Bueno, pues México es un país

CALAHONDA: Expedición “Vinito”. 24/04/15

Aún no habíamos terminado de digerir aquellos churros licuados de Carboneras cuando, un par

CARBONERAS: Expedición “Churros licuados”. 30/03/15

Repasamos una y otra vez la lista. Todo correcto. Encajamos el gigantesco “Tetris” que

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies