+(34) 91 465 92 93 tienda@zonadeinmersion.com

Blog Post

EXPEDICIÓN “Pozo Azul”. 14/05/2017

Hoy es un día especial. A las tres de la madrugada, seguirán siendo las tres de la madrugada. Ha sido una semana intensa de teóricas y sesiones de piscina tras la cual, pensando en el bienestar familiar, en lugar de planificar una sesión hogareña de tele, mantita y lo que surja hemos optado por salir a bucear, que al menos, aquí el “lo que surja” sí que lo tengo seguro.

EBTRADALa cuestión es que nos planteamos convocar una escapada durante la semana santa, pero, como teníamos el viaje a Sulawesi muy cerca, las posibilidades de Riviera Maya o Roatán nos parecieron caras, y otras opciones cercanas eran inviables (bien por precios elevados, bien por condiciones adversas de la temperatura del agua), no consideramos adecuado planificar nada. En plena desazón, se nos apretaron las fechas para sacar adelante una promoción de scubaguet@s y decidimos aprovechar esos días festivos en los que celebramos que la humanidad fue tan gilipollas como para crucificar a alguien que convertía el agua en vino para terminar la formación de una caterva de desnortados subacuáticos que pudiera llenar de anécdotas futuras Scubacrónicas. El “problema” es que se nos quedaban días libres, ociosos, de esos de quedarte en casa vestidos como indigentes. Días para dedicarlos al noble arte del raspado de cabecero y el emplazamiento en lecho a veinte uñas evocando Cuenca. Pero, el ansimasá estaba en ebullición, y llegaron peticiones, ruegos, súplicas, y yo siempre he sido muy receptivo con esas cuestiones tan sensibles, de manera que, comprobando las probabilidades que tenía en casa, opté por proponer un día de buceo especial, Total, es nuestro famoso “plan B“, que es idéntico al “plan A“, pero pensando en plan: “o puerta grande o enfermería“.

CHORRADADecidida la acción y elegido el destino, lo primero, es ir llamando a todos aquellos que han manifestado en alguna ocasión su intención de acompañarnos en estas aventuras. De manera que, ahí me tenéis, de noche, en el baño, esperando a ver si sale batman de la baticueva a darse un chapuzón, tratando de recordar nombres y circunstancias. Que no vayáis a pensar que es algo que me tomo a la ligera, que en otras ocasiones ya nos hemos llevado algún disgusto cuando un involuntario olvido nos ha costado defecciones en masa.

Lo segundo, y más complicado que ganar al pasapalabra con los chunguitos como compañeros, es convencer a Sonia para que se sume a la iniciativa popular. Me preparo para una batería de reproches, bramidos y rugidos en negativo, que no es que me asuste, de hecho, no me da miedo cuando grita, le tengo miedo cuando calla y me mira fijamente. Pero como dijo Sabina, hay veces que sin motivo alguno, el diablo se pone de mi parte y la diatriba finaliza con una aprobación implícita del plan. ¡Fíjate la suerte que tengo! si ya os decía yo que de niño, cuando mi padre rifaba una ostia, siempre me la llevaba yo.

Con todo preparado, solo falta reunir a la manada y concretar un par de aspectos lúdicos para comenzar el sábado en condiciones.

FISEstos días libres los tendría que aprovechar para reposar, pero, en su lugar, estoy durmiendo menos que el vecino del de Bricomania. Suena el despertador. En la televisión, me fijo en un programa en el que venden esos geles de calor para las zonas íntimas. Al parecer, llamarlos pomadas para el chichi no sonaba demasiado comercial. No es que tenga mucho sueño ya, pero es que acabo de pegar un bostezo que he despresurizado el salón. Levantarse a las 7 de la madrugada es como tener el movil con un 65% de batería: puedes aguantar todo el día pero sabes que lo vas a terminar pasando mal.

La Scubamovil está aparcada, cargada, lista. Desde la esquina veo como gira el coche de Antonio. Que no pasa nada, que para muchas cosas puede que sea bueno, pero que no pasando nada, que sepas que ser, ¡es! No sé que pasa en este barrio últimamente con el aparcamiento, pero mi amigo lleva buscado un sitio dando tantas vueltas a la manzana que en cualquier momento saldrán los vecinos con la pizarra de los tiempos, como en la fórmula uno. Sentada en la puerta de Zona está Irene (¡que mona va esta chica siempre!) haciendo manualidades con el tabaco. Coincidentes en el tiempo llegan José Luis DC, Jorge hace tiempo que está por aquí y Vanesa. Creo que estamos todos. El resto, sale desde sus casas por aquello de aprovechar el sueño hasta el último minuto. Una vez llegue Rosendo, estaremos listos para salir.

Repasando personal, en esta oportunidad nos hemos juntado:

Antonio: Un tipo tan rápido que a punto estuvo de entrar en los xmen por que su madre no era capaz de darle con la chancla.

Pollito: Irene, que según nos relata ha empezado la dieta del cucurucho, pero así, tal y como suena, literalmente, sin rimas. Desde que nos conoce ha eliminado la palabra “aburrimiento” de su vocabulario por falta de uso.

Angel: Un chaval un poco falto que a la que no puede pelar un maní se lia a ostias hasta con las farolas.

Silvia: Que ha enganchado unos kilitos y se queja de que cualquier vestido le queda como a una monja un lanzallamas.

BELL END

Vanesa: Que no voy a decir nada sobre su aspecto poco femenino, pero cuando pasa junto a una obra los albañiles se ponen a trabajar.

Miriam: Una de esas chicas por las que muchos hombres cruzarían mares o desiertos y caminarían descalzos entre espinas con tal de estar junto a ella, pero este mes no va a ser, porque parece que refresca un poquito.

Jorge: Un caballero sutil y sugerente como el flyer de un puticlub filipino.

Pepe DC: Que hace gala de la misma riqueza expresiva que un mimo boca abajo

ENTRADARosendo: Un tipo de esos a los que les puedes llamar una noche diciéndoles tráete bolsas de basura y una pala y vienen sin hacer preguntas. Lleva un tiempecito convaleciente de un problemilla de salud y así, de noche, con el moreno que ha pillado, despeinado y sin afeitar parece un kiwi con dientes. Como sabe de sobra que llegará ese día en el que sus hijos dejarán de preguntar eso de “¿a donde vamos?” y se negarán a decirle a donde van, hoy se ha traido a Carol y a Alfonso. Unos cabrones de esos que crecen a pasos agigantados y que te hacen sentir viejo cuando compruebas que no se saben el rap del príncipe de Bell-air.

Una vez pasamos lista, nos ponemos en marcha, salimos de Madrid y rápidamente nos encontramos en las interminables rectas de la meseta castellano-leonesa disfrutando con los acordes de los “temazos” que nos habéis recomendado y que impiden el tedio durante el viaje. También impiden que Sonia se duerma, lo que supone llevarla cabreada, lo que confiere un halo de aventura y riesgo extremo a la expedición. Cuando los bramidos de mi esposa suenan más alto que los rugidos estomacales de los presentes, paramos en un bar de esos de carretera, pero subidito de tono, que parece que se han pasado viendo capítulos de Masterchef y se han venido arriba con los precios. Seis euros nos cobraron por un cola cao y una torrija de diseño. Que sí, que mucho decorado, mucho “topping”, mucha presencia “cuqui” pero una puta torrija. Joder, que tú lo puedes llamar espiral de bizcocho con espuma de nata y cobertura de chocolate, pero para mí siempre será un phoskito. Puto Masterchef. Menos mal que los que desayunamos cola cao estamos fortalecidos ante los tropiezos que nos pone la vida por delante, no como las nenezas sin grumitos del Nesquick.

INICIAOA medida que nos acercamos, el cielo se va poniendo plomizo. La vegetación cambia. El agua fluye. No puede haber vida sin agua. Sin agua no hay café y sin café, Silvia se vuelve borde, y si Silvia se vuelve borde nos mata a todos y si nos mata a todos no hay vida. No, no puede haber vida sin agua. Por eso, cuando llegamos a la terraza del bar “Muñecas” me alivia encontrarme a la propietaria del “chonicar” degustando una humeante taza.

El pozo azul es azul como el atún del norte (que es un pez azul), como los pitufos (que van todos de azul), como Pancho y Piraña (de verano azul), como el trueno azul (cuando surca el cielo azul), como la lata de Pepsi (que es en parte azul), como el paquete de trujas (que también es azul) o los sugus de piña. Hay un pequeño porteo de 250 metros mal medidos por un sendero que serpentea entre la montaña y el rio. Luego llegas a una pradera de la que se han llevado cualquier cosa que sirva para sentarse. Allí encontramos la surgencia. De momento, la gente va esparciendo sus equipos por el suelo que aquello parece las maniobras de los jubilados cogiendo sitio en una piscina municipal. Luego hay que equiparse en precario, en medio del campo, en un caos caótico que si no fuera por Sonia allí no pone orden ni Robocop. No niego que el paraje es de una gran belleza, aunque, sé que cuando nos sumerjamos el agua estará tan fría que en lugar de burbujas vamos a exhalar vaho, como cuando esquías en Baqueira. Como en tantas ocasiones, la zona se llena de senderistas que vienen a conocer el lugar. No me parece mal, pero llegar hasta aquí y no bucear es como ver en la cocina la masa de un bizcocho y no meter el dedo, comparación esta, parafraseada de Manuel y suavizada en un 650% para no herir la sensibilidad de nadie.

ENRRADComo somos unos cuantos, decidimos formar dos grupos, el primero, con los que se han equipado más rápido y el segundo con los que aún no están preparados. Así que, mientras vemos como la abertura inundada se traga a nuestros amig@s, los rezagados, nosotros, nos vamos aproximando al agua. Estamos dando el último repaso cuando vemos salir a Angel y a Silvia. Al parecer, los objetivos esta vez eran demasiado exigentes y han decidido regresar. Han pasado momentos de tensión, como cuando en verano descubres que ninguno de los dos lados de la almohada está fresquito y tienen que replantearse la estrategia. Superado este primer contratiempo, continuamos con la planificación prevista y comenzamos nuestra inmersión. Resulta complicado de explicar la sensación de invadir las entrañas de la tierra, lo poco conocido. Es una inmersión de una belleza sobrecogedora. Las luces de los focos descubren el color de las piedras. Un color anaranjado. La erosión ha trabajado el túnel durante años y ha creado formas imposibles, improbables, inolvidables. Es cierto que la temperatura del agua no acompaña. Cualquier día estas inmersiones con el agua a menos de 12º las va a terminar reivindicando el estado islámico.

MIRIAMPor si fuera poco, ese traúma infantil que me transmitió mi madre por lo de los calzoncillos sucios, persiste en mi subconsciente tanto que ahora me paso las inmersiones rezando para que no me pase nada porque todos mis bañadores (menos uno) son más feos que un camión por debajo. Ensimismado en mí mismo con mis reflexivas reflexiones andaba yo cuando alguien hace la señal de que“algo no va bien”. Me giro y veo a un binomio parado, con más nervios que cuando te dejan en la cola del super con el carro lleno, solo y sin dinero. Es necesario dar la vuelta. Cumpliendo con el protocolo hago la señal de regresar y me fijo que hay un buceador mirándome fijamente, inmóvil, con la misma cara que un bull dog haciendo caca. Que las cosas siempre pueden ir a peor queda demostrado por la versión de Ramoncín del “come as you are” de Nirvana. Menos mal que, como si fuera un sortilegio, aparecen Jorge y José Luis DC que ya viene de vuelta. Les adosamos a los que se han quedado fríos y continuamos buceando tres personas. Una de ellas, Miriam, mi ojito derecho, que es inasequible al frío y al desaliento y buceando disfruta más que un enano en una secadora. Llegamos muy lejos. Disfrutando, sintiendo. Pero la dictadura del manómetro vuelve a imponerse y buscamos la luz de la salida. Como siempre hemos dicho, en buceo, lo bueno, si breve, es una auténtica putada.

Sabes que la inmersión ha sido intensa cuando sales del agua caminando como las muñecas de famosa cuando se dirigían al portal. Entre risas tensas por el frío, vamos recogiendo equipos. No voy a decir nada sobre kilitos de más, pero yo me sé de una (o dos) que se están quitando el traje igual que un campesino despellPOLLITOeja un conejo. Antes de buscar la serpenteante carretera que nos llevará a Orbaneja, nos tomamos algo en el bar (Muñecas) de Covanera. Me encantan esos sitios de aspecto tradicional, de los de toda la vida, de esos que nunca vulneran ese lema de los restaurantes de mi barrio que dice que “si está frito, no se puede estropear”. Hemos salido del agua con más hambre que una termina en el Ikea y tanto tortillas como torreznos hacen que recuperemos el color rosado de las mejillas. Hay quien se sorprende de que no haya regalado comentarios sarcásticos sobre lo acontecido en la inmersión, pero eso, hoy, simplemente, es porque ignorar la cagada que habéis realizado en esta inmersión es porque me resulta más fácil que apuñalaros y hacer desaparecer vuestros cuerpos.

Llegamos a Orbaneja. Un pueblo pintoresco. Bello. Curioso. Cuesta arriba. Entramos al bar y nos apretamos unas Alhambras. Nos ponen de tapa una tapita. He de decir que he visto cajas fuertes más fáciles de abrir que estos pistachos. Pese a que algo hemos metido en el estómago, hay que esperar un poco a que nos atiendan y nos sirvan el cocido montañés, objetivo real del viaje. Mientras, nos ponen unas ensaladas y un plato de ali oli al que todos nos tiramos igual que los gorrinos van a la bellota.

COMIDAUn viaje que siempre es retrospectivo, una inmersión, un grupo de amigos, un día en el que estoy disfrutando más que una cerda en un patatal. Tras el postre, paseíto por el pueblo, pero despacito, que con tanta legumbre como hemos tomado, si nos tiramos un cuesco en un gallinero, vestimos de indios a la mitad del pueblo.

Regresamos haciendo una visita a las chorreras de Somosierra, en un camino empinado en el que estoy sufriendo más que Chewaka depilándose las ingles. Un día que se acaba. Mañana, vuelta al trabajo. Al final, las reglas más complejas del comportamiento humano se reducirán a eso del “cero dramas siempre smile” Y eso que yo estoy haciendo cuentas y resulta que con el buceo he ganado lo suficiente como para vivir cómodamente el resto de mi vida… suponiendo que me muera el martes que viene.

Zona de inmersión. Scubaguetos: desconfiar siempre de quien es buceador de una sola inmersion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

EXPEDICIÓN “Moalboal 2017”. 03/10/2017

Cebú. ¿Qué puedo contaros de Cebú? Vais a flipar en colores. Cebú (Sugbo en cebuano, abstenerse de

LA AZOHIA. EXPEDICIÓN “Streaking”. 27/10/2017

El Síndrome de Stendhal se caracteriza por la ansiedad física, las experiencias disociativas, la

CARTAGENA. EXPEDICIÓN “Pla kg”. 06/10/2017

El síndrome del acento extranjero es un trastorno inusual que afecta a la zona

ALTEA. EXPEDICIÓN “Asocial”. 27/09/2017

Si nadie habla mal de ti, es que estás haciendo las cosas mal. Raymon Field love. Spanish

EXPEDICIÓN “Mar Rojo”. 19/08/2017

  ¿Egipto?, ya os he hablado de Egipto. ¿Mar Rojo?, ya os he hablado del

COLUMBRETES. EXPEDICIÓN “Ave Fénix”. 12/05/2017

Era una de las escapadas más deseadas de los últimos años. Por fin, recuperábamos

EXPEDICIÓN “Sulawesi”. 26/04/2017

El archipiélago indonesio, tal como existe hoy en día, se formó durante el derretimiento

ALHAMA DE ARAGÓN. EXPEDICIÓN “Fisichella” .01/04/2017

“No podréis hacerlo“, dijo el temor. “No lo conseguiréis”, dijo la cobardía. “¡A tomar

LA AZOHÍA EXPEDICIÓN “Despacito” .07/04/2017

Son las dos de la madrugada. Estoy en el salón, peleándome con internet, acordándome

EXPEDICIÓN “Maldivas 2016” .03/12/2016

…La cabra, la cabra, la puta de la cabra… Bien pudieron quedar a la izquierda,

LA HERRADURA EXPEDICIÓN “No es mi problema” .18/11/2016

El motivo principal por el que hago lo que hago es una mezcla de

COLUMBRETES. EXPEDICIÓN “Niebla” .30/10/2016

Esta crónica no comienza con la Scubamovil abandonando la nación Carabanchelera. Tampoco se pone

ALTEA. EXPEDICIÓN “Heidi” .28/10/2016

Entre decepción y decepción, llevo una semana mirando las previsiones del tiempo y frotándome

VILLARICOS. EXPEDICIÓN “Triple A” .14/10/2016

Octubre. Sí, octubre, mediados de octubre para ser exactos. Un mes en el que

EXPEDICIÓN “Mar Rojo 2016” .20/08/2016

¿El Mar Rojo?, ¿Egipto?… ¿Qué puedo contaros yo sobre el Mar Rojo y Egipto? Veamos,

SAN JUAN DE LOS TERREROS. EXPEDICIÓN “Marejadilla” .15/07/2016

Se nota que estamos en plena canícula del verano. Apenas corre viento y hace

COLUMBRETES. EXPEDICIÓN “Only girls 2016” . 01/07/2016

Voy a ser muy concreto, si me se permite la inseminación. Escribo esta crónica

CALAHONDA. EXPEDICIÓN “Rojitas las orejas” . 01/07/2016

Aún no sé si es ayer de hoy, o mañana de ayer. Tengo más

Expedición RIVIERA MAYA 2016

¿Riviera Maya?, ¿en junio?… …En esta oportunidad, el viaje tenía un objetivo muy concreto, que

ALTEA: expedición “Bonononos”. 10/06/2016

Mi vida es una sucesión de “al principio, pareció una buena idea” Y, es que

LA AZOHÍA: expedición “Humareda”. 20/05/2016

¿La Azohía?, ¿Qué puedo contaros sobre la Azohía? En 1572, mientras que la inquisición encarcelaba

COLUMBRETES: expedición “Huesitos”. 13/05/2016

¿Columbretes?, ¿Qué puedo contaros sobre Columbretes? A ver, hace más o menos un millón de

CARBONERAS: expedición “Salmorejo”. 29/04/2016

¿Carboneras?, que puedo decir de Carboneras…. Antes de que llegaran los de la farándula y

ALTEA: expedición “Tupper”.15/04/2016

Y pensar que alguno de esos que está siempre cuando las escapadas se complican

COLUMBRETES: expedición “Tiritona”. 18/03/16

  El dedo anular de Sonia en extensión deja bien claro lo que opina sobre

ALHAMA DE ARAGÓN: expedición “Borrajas”. 11/03/16

Ya está. El portón de la Scubamovil se ha cerrado. El primer “Tetris” del

Expedición FILIPINAS 2015

Filipinas… ¿qué os puedo contar de Filipinas? Es otro de esos países imaginarios como México,

CARBONERAS: Expedición “Obvia”. 06/11/15

La pizarra del aula está echando humo. Ya he gastado tres rotuladores de los

IBIZA Y COLUMBRETES: Expedición “Somnolencia”. 26/07/15

Antes de llegar al desvío de Águilas he pasado junto a la Scubamovil. He

S. JUAN DE LOS TERREROS: Expedición “Only girls” . 24/07/15

  Llevamos más de un año fantaseando con el hecho de ver, por vez primera,

Expedición RIVIERA MAYA 2015

 1ª Parte: México México… Que os puedo decir de México… Bueno, pues México es un país

CALAHONDA: Expedición “Vinito”. 24/04/15

Aún no habíamos terminado de digerir aquellos churros licuados de Carboneras cuando, un par

CARBONERAS: Expedición “Churros licuados”. 30/03/15

Repasamos una y otra vez la lista. Todo correcto. Encajamos el gigantesco “Tetris” que

ALHAMA DE ARAGÓN: Expedición “Gordi”. 13/03/15

Miro al ordenador, mi Oceanic OCi de “machote”, es la hora. Miro la plazoleta,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies